Fachada del Nacimiento de la Sagrada Familia

La fachada del Nacimiento o Natividad, también llamada de Levante, fue la única que se construyó bajo la dirección de las obras de Gaudí. Dedicada al nacimiento de Jesús, fue la primera de las tres fachadas en levantarse al objeto de presentar admiración y poder recaudar los donativos necesarios para la construcción de la Sagrada Familia.

Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, la fachada del Nacimiento se ubica en la calle Marina y en su nivel inferior, está compuesta por un pórtico con 3 portales de acceso al templo dedicados a las virtudes teologales: fe, esperanza y caridad.

Como el resto de las fachadas de la Sagrada Familia, se levantan 4 torres dedicadas a los apóstoles y justo en el centro de ellos, ubicado encima de la puerta principal, podemos observar un ciprés coronado con una clásica cruz en forma de T que representa el árbol de la vida.

El pórtico de la fachada del Nacimiento

El pórtico del Nacimiento está diseñado con una amplia iconografía que alternan figuras religiosas que representan el nacimiento de Jesús con especies vegetales simbolizando la vida. Al ser el único que dio tiempo a construir a Gaudí, sirve como estímulo y guía a los diferentes arquitectos que tomaron la dirección de las obras para la ejecución de las diferentes fachadas de la Sagrada Familia.

El pórtico, barroco en cuanto a su diseño, a su vez está dividido por tres puertas; a la izquierda la de la Esperanza, la Caridad en el centro y la Fe a la derecha. Los portales se encuentran separados por columnas dedicadas a José y a María, acabando ambas en forma de palmera con unos ángeles tocando unas trompetas. Sus bases se encuentran formadas por el caparazón de una tortuga, una de mar y una de tierra, con el simbolismo de la inalterabilidad del tiempo.

Portal de la Esperanza

Es el más situado a la izquierda y tiene una puerta de acceso al templo mucho más pequeña que la central. Es el portal dedicado a San José, y para ello, lo preside una estatua con el niño Jesús de pie. A lo largo del portal, pueden observarse diferentes escenas como las correspondientes a los esponsales de la Virgen María o a la huida a Egipto.

Todo ello rodeado con flora y fauna de Egipto como ocas, gansos o patos. El pórtico se remata con un pináculo que representa a Montserrat y encima los desposorios de San José y la Virgen María.

Portal de la Caridad

Situado en el centro, es el más grande y el que preside la fachada del Nacimiento. Y cómo no, el central y el más importante está dedicado a Jesús. Simula al completo el portal de Belén, conteniendo escenas como la Adoración de los Reyes, la Anunciación o la Coronación de María. Rodeado todo ello de elementos que magnifican el nacimiento, como la estrella de Belén y ángeles músicos con numerosos instrumentos.

El portal se encuentra dividido por dos puertas separadas por una columna que representa el árbol genealógico de Jesús. En su base, se puede observar la serpiente mordiendo la manzana y sobre el capitel está ubicado el grupo del Nacimiento, obra de Busquets. También, podemos admirar el Coro de los Ángeles Niños, restituido por Etsuro Sotoo, obra que fue dañada en la Guerra Civil. 

Portal de la Fe

Situado a la derecha del pórtico, es de igual tamaño que el de la Esperanza, dotando así de una simetría perfecta a la fachada del Nacimiento. Está dedicado a la Virgen María y como homenaje a la madre de Jesús, se pueden encontrar escenas relacionadas como la Visitación, la Inmaculada Concepción o Jesús trabajando de carpintero entre otras.

Los campanarios o torres

Como cualquier fachada de la Sagrada Familia, presenta cuatro torres destinadas a los apóstoles. En el caso de la Natividad, los apóstoles representados son San Simón, San Bernabé, San Matías y San Juan Tadeo. Son de planta cuadrada en su base, elevándose a medida que se van curvando, finalizando en un báculo episcopal en su extremo más elevado.

Las laterales tienen una altura de 98 m, y las centrales se elevan hasta los 107 m de altura. Todos ellos son accesibles por medio de escaleras helicoidales y contienen 60 campanas capaces de ser oídas hasta 3 km de distancia, debido a las persianas de piedra que tiene repartidas y que amplifican la acústica de los campanarios.

Los escultores de la fachada del Nacimiento

La fachada del Nacimiento, al ser la única construida directamente por Gaudí, presenta una gran cantidad de escenificaciones diseñadas por el arquitecto mismo y esculpidas por Matamala i Piñol. Ejemplos de ellos son las esculturas como los Ángeles Trompeteros, la Huida de Egipto, San José y el Niño Jesús o la Purísima.

Pero, también han intervenido más escultores como Jaume Busquets (La Anunciación del Ángel a María o el grupo central del Nacimiento), Joaquim Ros i Bofarull (Adoración de los Reyes y Adoración de los Pastores) o el propio Etsuro Sotoo con el Coro de los Ángeles Niños.

La fachada del Nacimiento es un bello canto a la vida y a la creación que representa el nacimiento de Jesús. Y debe ser contemplada con admiración, ya que fue la única que a Gaudí dio tiempo a dirigir y a plasmar toda su genialidad a medida que iba siendo levantada. Y es que por eso, es Patrimonio de la Humanidad, el colofón perfecto que magnifica a uno de los mejores arquitectos de la historia.

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Más artículos del blog