Los arquitectos de la Sagrada Familia: Desde Gaudí hasta hoy

Asociar la Sagrada Familia con Gaudí es algo que casi la mayor parte del mundo conoce. Si bien es verdad que sin Gaudí sería imposible contemplar este bellísimo templo, la realidad es que a lo largo de sus 139 años de historia ha sido necesaria la colaboración de varios arquitectos en la Sagrada Familia. Y es gracias a todos ellos que hoy en día podemos contemplar en la actualidad esta magnífica construcción, aún inacabada.

Pero comencemos con el principio. Fue Francisco de Paula del Villar quien obtuvo el encargo de diseñar la Sagrada Familia en el año 1882. El diseño original de la Sagrada Familia lo realizó aplicando las fórmulas características del estilo neogótico, muy popular en las construcciones de la época. Pero, debido al alto coste de las obras y al de los materiales empleados, fue destituido al año siguiente y se le dio la oportunidad a un joven arquitecto que empezaba a despuntar por sus diseños originales y la belleza de sus proyectos.

Este arquitecto era Antoni Gaudí, quien asume el proyecto y se encarga de rediseñarlo, asumiendo la dirección de las obras hasta el día de su muerte, en el año 1926. A partir de esta fecha, han sido numerosos los arquitectos de la Sagrada Familia hasta nuestros días. Y este es su recorrido.

Domènec Sugranyes (1926-1938)

Fue Domènec Sugrañes i Gras quién tomó el relevo de Gaudí tras su muerte. Arquitecto modernista y uno de los principales colaboradores de Gaudí, era especialista en cálculo de estructuras y es quien realizó el diseño estructural de la Sagrada Familia cuando todavía asumía las tareas de colaboración. Durante los 12 años que duró su dirección, dejó prácticamente finalizada la fachada del Nacimiento.

Francesc de Paula Quintana (1939-1966)

Francesc de Paula Quintana i Vidal, otro de los principales discípulos de Gaudí, toma el relevo de Sugranyes a su fallecimiento. Es el responsable de la reconstrucción y recuperación de toda la documentación destruida debido a los actos vandálicos acaecidos en el templo en la época de la Guerra Civil. De esta manera, fue posible poder continuar con las obras de construcción.

Durante su periodo de dirección de las obras, se finaliza por completo la fachada del Nacimiento, se inicia la fachada de la Pasión y se inaugura el museo destinado a explicar a los visitantes todas las peculiaridades de la Sagrada Familia.

Isidre Puig i Boada y Lluís Bonet i Garí (1966-1983)

Ambos arquitectos, discípulos también de Gaudí, son designados en colaboración para continuar la dirección de las obras. Durante su dirección, se concluyen los campanarios de la fachada de la Pasión y se inician las obras de construcción de las fachadas de las naves laterales.

Francesc Cardoner (1983-1985)

Francesc de Paula Cardoner i Blanch, era colaborador de los arquitectos anteriores y asume la dirección de las obras durante un breve periodo de tiempo en el que continúan las obras en las fachadas laterales. Además, fue el arquitecto proyectista de la Casa Museo Gaudí.

Jordi Bonet i Armengol (1985-2012)

Hijo de otro de los arquitectos de la Sagrada Familia, Lluis Bonet, asume la dirección de las obras durante un gran periodo de tiempo. Durante estos años, se produce el encargo escultórico del templo a Josep Maria Subirachs, quien en estrecha colaboración con Jordi Bonet, son los responsables de que podamos admirar hoy en día todo el conjunto escultórico dedicado a la Pasión de Cristo.

En este periodo de dirección de obras, se empiezan a construir los cimientos de todas las naves y se ejecutan las bóvedas, columnas y fachadas de la nave principal. Al mismo tiempo, es cuando se producen los nombramientos de Patrimonio de la Humanidad por parte de la UNESCO a la cripta del templo y a la fachada del Nacimiento. Por otro lado, el 7 de noviembre de 2010, la Sagrada Familia es considerada como Basílica menor, nombramiento efectuado por el papa Benedicto XVI.

Jordi Faulí (2012)

Jordi Faulí i Oller, quien en 1990 fue incorporado a las obras como colaborador de Jordi Bonet, asume la dirección y es el responsable hoy en día del avance de las obras. Durante estos 9 años, se inician las obras de las torres de los Evangelistas y de María y Jesús. Al mismo tiempo, se finaliza la sacristía del poniente y del fantástico claustro dedicado a la Virgen de los Dolores.

Al día de hoy, la Sagrada Familia se encuentra en fase de finalización de la torre de la Virgen María, la segunda más alta del templo con 138 m de altura.

Otras colaboraciones de arquitectos en la Sagrada Familia

En una obra de esta envergadura, es necesaria la colaboración de multitud de profesionales en las que sin su aportación, hubiera sido imposible realizar esta bella construcción. Aunque no han ostentado el título de director de las obras, merecen un reconocimiento. Y por sus méritos y dedicación, pertenecen al fantástico elenco de arquitectos de la Sagrada Familia.

Tal es el caso de nombres como Francesc Berenguer i Mestres, Joan Rubió i Bellver, ambos colaboradores y discípulos de Gaudí, que gracias a sus conocimientos y dedicación, ha sido posible que hoy en día podemos admirar una de las maravillas modernas de la humanidad.

Gracias a todos estos profesionales, desde los arquitectos de la Sagrada Familia, hasta sus escultores, pasando por los maestros artesanos y personas especializadas en diversos oficios, que han estado trabajando con dedicación a lo largo de estos 139 años, podemos contemplar hoy en día el estado actual de la Basílica. Y a la espera de poder contemplarla el día de su finalización, no podemos más que hacerles un homenaje y agradecer la belleza que han contribuido a crear.

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Más artículos del blog