Consejos para visitar la Sagrada Familia

COVID-19: Para garantizar la salud de todos, la Sagrada Familia está aplicando todas las medidas de salud establecidas por el Ministerio de Sanidad español. Consulte aquí las normas a cumplir para los visitantes.

El recorrido por la Sagrada Familia es un plan obligado que debes incluir en tu lista de tareas pendientes durante tu visita a Barcelona. Es un plan recomendado para los residentes de la ciudad, que tienen la suerte de tener cerca esta maravilla arquitectónica. Aquí te dejamos algunos consejos para hacer de tu recorrido una experiencia inolvidable, desde la mejor época del año para hacerlo hasta los horarios disponibles para recorrerla.

La mejor manera de visitar la Sagrada Familia

Por supuesto, cuando estás de viaje quieres aprovechar hasta el último minuto de tu tiempo. Por eso nos hemos adelantado y hemos preparado una lista con algunos de los mejores consejos para visitar la Sagrada Familia, la mejor época del año para hacerlo y los horarios en los que puedes hacer el recorrido.  

Para empezar, una de las mejores opciones para sacarle el máximo provecho a tu recorrido es reservar todos tus boletos online con anticipación. Esto te ahorrará tiempo valioso y colas de espera en las taquillas completamente evitables. Hay varias opciones para visitar la Sagrada Familia y puedes ver todas las entradas disponibles aquí.

También es muy importante considerar la ropa que vas a usar para hacer el recorrido. Después de todo, a pesar de ser una atracción turística muy visitada sigue siendo una iglesia con un código de vestimenta específico para poder entrar, tanto para hombres como para mujeres. Presta atención:

  • No se puede entrar en chanclas.
  • Todas las gorras, sombreros o pañuelos deben retirarse antes de entrar a la basílica (excepto si los usa por motivos religiosos).
  • Las camisetas, blusas o vestidos deben cubrir los hombros.
  • No se puede entrar en pantalones cortos ni faldas cortas.
  • No se permite entrar con ropa transparente ni escotes pronunciados.

¿Sabías que puedes visitar la Cripta dentro de la Sagrada Familia? Aunque está abierto para visitar en horarios limitados, puedes ingresar en el siguiente horario:

  • De lunes a viernes de 9 am a 1 am y de 6 a 9 pm.
  • Sábados, domingos y festivos entre 9 am y 2 pm y de 6 pm a 9 pm.

También tienes a tu disposición la entrada que incluye la visita a las torres, con una vista impresionante de la ciudad que solo los que se atreven, pueden disfrutar. Puedes subir a las torres por ascensor, pero puedes elegir bajar la escalera en espiral si prefieres hacerlo.

Y, por último, pero no menos importante, no es lo mismo optar por la Entrada Básica (que te permite la entrada a la Sagrada Familia y hacer el recorrido sin guía) que optar por la visita guiada o por la audioguía. Cada uno tiene su propio encanto, así que te sugerimos elegir el que mejor se adapte a ti y a tu viaje. 

Duración recomendada de la visita o el tour

Para entrar a la Sagrada Familia y conocerla por dentro, hay entradas de diferentes precios que te permiten vivir la experiencia con el nivel de detalle que elijas. La duración de la mayoría de estos recorridos (vayas por tu cuenta o vayas con un guía) es de 45 minutos, aunque también hay audioguías de 25 minutos disponibles para aquellas personas que quieran un recorrido más corto. Una vez completada la audioguía, puede explorar por su cuenta, pero debes tener en cuenta que no todas las áreas están disponibles en todo momento y que pueden aplicarse algunas restricciones debido a las labores de construcción.  

Mejor horario y época del año para visitarla

La Sagrada Familia tiene muchas características admirables, pero una de las más impresionantes de ver es la forma en la que entra la luz a través de las vidrieras, una idea característica de la obra de Gaudí. Estos “efectos especiales” logrados al hacer que la arquitectura juegue de la mano con la naturaleza, son más notables y llamativos a media mañana y la última media hora de la tarde, cuando la luz del sol incide directamente en las ventanas.

Además, a la hora de planificar tu viaje, lo más recomendable es que consideres visitar la ciudad entre principios de primavera, otoño o invierno, pues el verano en Barcelona suele ser muy concurrido y las altas temperaturas pueden no ser tan cómodas para recorridos turísticos. 

Interior de la Sagrada Familia

A este punto ya sabrás que la Sagrada Familia es el símbolo más emblemático de Barcelona y uno de los edificios más impresionantes de España. Para ser una iglesia, tiene unas dimensiones masivas que causan confusión entre quienes la consideran una catedral, pero al no tener un asiento reservado para un obispo oficialmente no lo es.  La Sagrada Familia es una de las obras maestras de Gaudí. Como aún está en construcción, puedes encontrar áreas que no están disponibles para el público.

El exterior de la Sagrada Familia es bastante sobresaliente y el interior es impresionante. Su diseño te guía la mirada hacia arriba para admirar los techos ornamentados y la luz atravesando las vidrieras, haciendo formas de colores en las paredes. ¡Es todo un espectáculo visual! En el lado oeste de la iglesia, exactamente en la fachada de la Pasión, encontrarás vidrieras amarillas, naranjas y rojas, y en el lado este, la fachada de la Natividad, verás vidrieras azules y verdes.

Si logras estar dentro, el momento en que el sol golpea las ventanas de colores y el interior de la iglesia se baña con una hermosa luz de arco iris es absolutamente impresionante que no olvidarás jamás. 

Fachadas de la Sagrada Familia

Cuando llegas a la Sagrada Familia, lo primero que ves es la estructura exterior y el diseño extravagante del edificio.  Puede ser mucho para asimilar a primera vista porque cada lado tiene elementos diferentes, por eso te recomendamos detenerte un momento y verla con atención. El exterior tiene tres fachadas: al este se encuentra la Fachada de la Natividad, al oeste la de la Pasión y al sur la fachada de la Gloria con dieciocho torres en total alrededor del edificio.

La Fachada de la Natividad fue la primera en completarse y es la que tiene más influencia directa del estilo arquitectónico y artístico de Gaudí. Este lado está dedicado al nacimiento de Jesús, de ahí el nombre, y tiene cuatro torres que representan a 4 apóstoles: Mateo, Bernabé, Judas y Simón.

La Fachada de la Pasión es más severa y simple en comparación con la Fachada de la Natividad. Este lado refleja el sufrimiento y el dolor que soportó Jesús durante su crucifixión. Las cuatro torres aquí están dedicadas a cuatro apóstoles más: Santiago, Tomás, Felipe y Bartolomé.

La Fachada de la Gloria es el último lado, en construcción desde 2002. Está dedicada a la Gloria y Resurrección de Jesucristo y la fachada más grande de la Sagrada Familia, pues refleja el camino hacia Dios: Muerte, Juicio Final, Gloria e Infierno.

Torres de la Sagrada Familia

La Sagrada Familia tiene un total de dieciocho torres, dedicadas de la siguiente manera: doce por los Doce Apóstoles, distribuidas en las tres fachadas de la iglesia. Las otras seis torres representan a los Cuatro Evangelistas, la Virgen María y Jesucristo. De las dieciocho que hay planificadas, solo hay ocho completadas que corresponden a los cuatro apóstoles de la Fachada de la Natividad y a los cuatro de la Fachada de la Pasión. De las dieciocho torres, la más alta de todas será la que representa a Jesucristo, coronada por una enorme cruz con una altura de 170 metros (560 pies).

Antes de subir a conocer las Torres de la Sagrada Familia, hay algunas consideraciones que debes tomar en cuenta:

  • El boleto estándar no incluye el acceso a las Torres. Hay un boleto disponible específicamente para subir a ellas.
  • La Fachada de la Natividad y la Pasión no están unidas, por lo que los accesos a las torres se encuentran en diferentes lugares.
  • Para llegar a la cima de las torres, debes subir en ascensor. Hay uno en cada fachada.